Difusión Historia

El tzompantli mexica

De las muchas cosas que asustaron y fascinaron a las huestes de Hernán Cortés posiblemente la que se lleva el primer lugar es la llamada “torre de creaneos”, que adecuadamente se llama tzompantli.

De las muchas cosas que asustaron y fascinaron a las huestes de Hernán Cortés posiblemente la que se lleva el primer lugar es la llamada “torre de creaneos”, que adecuadamente se llama tzompantli.

Pese a la incredulidad que existía en torno a este tipo de construcciones, evidencias arqueológicas han demostrado lo importante que fue esta práctica en varios pueblos mesoamericanos, especialmente entre los mexicas.

 

Los recientes hallazgos en la excavasión del huey Tzompantli, en el centro de la Ciudad de México, han evidenciado la majestuosidad que dichas construcciones podían alcanzar. De hecho se argumenta que este descubrimiento es el descrito por uno de los soldados de Cortés, Andrés Tapia, quien lo describía como:

Estaba de un cabo e de otro destas vigas dos torres hechas de cal e de cabezas de muertos, sin otra alguna piedra, e los dientes hacia afuera en lo que se pudie parecer, e las vigas apartadas una de otra que una vara de medir, e desde lo alto dellos fasta abajo puestos palos cuan espesos cabien, e en cada palo cinco cabezas de muerto ensartadas por las sienes en el dicho polo: e quien esto escribe, y un Gonzalo de Umbría, contaron los polos que habie e multiplicando a cinco cabezas cada palo, de los que entre viga y viga estaban, como dicho he, hallamos a ver ciento treinta y seis mil cabezas, sin las de las torres.

Se tiene claro que el sacrificio jugaba un papel determinante en la cosmovisión mesoamericana ya que otorgar vidas a una deidad específica era fundamental para mantener el equilibrio.

En consecuencia, la exhibición de las cabezas de sacrificados era una práctica no solamente normal sino incuestionable dentro del orden existente. Sin embargo, estas prácticas fueron vistas con horror y rápidamente erradicadas tras el sincretismo iniciado con la llegada de las huestes de Cortés y durante los siglos posteriores.

Imágenes disponibles en National Geographic

0 comments on “El tzompantli mexica

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: